El rocío a la japonesa

Hace un par de semanas tuve la fortuna de poder cubrir el Sanja Matsuri, un festival que tiene lugar todos los años en el barrio tokiota de Asakusa. Es uno de los tres más grandes de la ciudad y se celebra en honor a los tres fundadores del templo de Senso-ji, hoy consagrados como dioses Shinto (kami).

Y cuando digo el Rocío a la japonesa, no lo digo en broma; la devoción, el sacrificio de los portadores y la pasión con la que se vive el evento por el que pasan más de dos millones de personas, son puntos en común entre ambas fiestas. El día grande, cuando los tres mikosi (altares portátiles) de Senso-ji que portan simbólicamente a los tres Kami salen en procesión, el número de horas que dura también es similar a El Rocío. Éste, según a la hora que se salte la reja puede llegar a unas doce horas de procesión, y aquí son exactamente 14 horas. En Japón todo suele ser exacto.

En muy breve la segunda parte: vida entorno al Sanja Matsuri

Share

2 thoughts on “El rocío a la japonesa

    1. De lloros nada de nada, pero son idénticos en organizarse en hermandades,pasión, sufrimiento, abundancia de comida y utilización de agua de fuego para resistir la dura jornada. De verdad, me he quedado alucinado con las semejanzas.
      Y otra semejanza, el Camino de Kumano, muy parecido al de Santiago, hasta están hermanados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *