Takeshita Dori, siempre joven

Frente a la estación de Harajuku, está la entrada principal al callejón peatonal más famoso de Tokio, Takeshita Dori o Takeshita street, para los más “in”. Pasear por él, es disfrutar de la actitud transgresora de la juventud tokiota y de su desbordante imaginación para vestirse. Es el emplazamiento por el que todos los caza tendencias de las grandes firmas internacionales de moda pasan cada año para capturar ideas, de las últimas novedades que imperan en Tokio.

Entre Takeshita y el Parque Yoyogi, está el puente Jingü-bashi, donde aún muchas guías y medios que publican reportajes sobre Tokio afirman que es el lugar ideal para ver una gran concentración de otakus, trivus urbanas y grupos musicales callejeros (incluso la página oficial de turismo de Tokio en castellano también lo afirma); eso ya no es así, hace por lo menos unos 2 años que las autoridades prohibieron estas concentraciones que se producían a diario, y con especial énfasis durante los fines de semana. Ahora el puente ha perdido su atractivo antropológico y sus habitantes se han trasladado a Takeshita y al barrio de Akihabara.

 

Además de ver la juventud Tokiota en su máxima efervescencia, el gran atractivo de Takeshita reside en sus sorprendentes tiendas de ropa y accesorios, que surten de novedades a precios muy económicos los armarios de miles de fashion victims sedientos de novedades. Gozan de especial fama Paris Kid´s, por ofrecer todos sus accesorios a 315 yens, y Joli & D, por vender su mercancía a la mitad del precio de mercado. No hay que abandonar Takeshita sin dejar de probar los creps que hacen en los quioscos ubicados en la mitad del callejón, hay 80 variedades para escoger, son todo un clásico y están exageradamente buenos.

Share

4 thoughts on “Takeshita Dori, siempre joven

Responder a Lucas Vallecillos Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *